“Adiós tierra querida”_Curso 2021/2022

“Adiós tierra querida” dijo un hombre antes de partir desde Cuba a Canarias en busca de alimento, dinero y fortunas las cuales aspiraba a conseguir. Este hombre se llamaba Eduardo, y como él, muchos repitieron estas palabras antes de partir en un largo viaje en barco del cual tenían un billete de ida pero no sabían si podrían comprar el de vuelta cuando lo necesitasen. Eduardo junto a muchos otros desembarcó en el Puerto de la Estaca en el Hierro, donde lo recibieron varias personas con uniformes rojos. A Eduardo le tocó con 4 inmigrantes más de varias zonas de Latino América; Venezuela, Argentina y Colombia. Les dieron comida, un móvil, y una paga mensual. Hasta un trabajito en las
tomateras. Un día Eduardo, al salir del trabajo, recibió una puñalada y le llamaron “inmigrante de mierda”. Lamentablemente Eduardo no pudo levantar cabeza desde entonces. ¿Os suena este tipo de situaciones? Por desgracia es algo que sucede a menudo por personas o grupos racistas y radicales que odian a las personas solo por lo que son o por donde vienen. Es por eso que a día de hoy gracias a Dios existen muchas ONG como la cruz roja que se ocupan de recibir con las manos abiertas a todas aquellas personas que, sin ningún tipo de medios llegan a las costas de Canarias y los arropan con grandes mantas y los alimentan. La migración ha existido desde siempre, incluso antes de lo que pensamos. Los dinosaurios en la Era Mesozoica viajaban de un lado a otro en busca de alimento, o algo más actual como las aves o los antílopes. Es decir, la migración es algo natural que ha existido antes que nosotros.


La migración es sin duda un tema con bastante controversia, sobre todo por la gran masa de Marroquíes que están llegando a Canarias estos últimos años, saltando las vallas en Melilla, cuando unos 700 inmigrantes intentaron cruzar la frontera, aunque ninguno logró alcanzar la valla de separación con Marruecos. Aún así hay que entender como de mal se tiene que sentir una persona para lanzarse y escalar una valla a sabiendas de que podría recibir un tiro el cual podría ser mortal, o ir a la deriva en una pequeña barca en la que apenas pueden moverse cuando su único rayo de esperanza se encuentra en el sol poniéndose tras el largo amanecer, lo cual te indica que has pasado un día, y que con algo de suerte, llegará un helicóptero a por ti y a por tu hijo hambriento.


Mucha gente piensa que los inmigrantes aquí en Canarias nos quitan los puestos de trabajo, nos roban, violan y mil barbaridades más, las cuáles no tienen ningún tipo de sentido, ya que ¿Cómo un inmigrante sin papeles, sin estudios y sin tan si quiera hablar Español en este caso va a lograr tener un puesto de trabajo bien pagado y en buenas condiciones? ¿Acaso son extraterrestres? ¿Hablan 7 idiomas y tienen un posgrado en La Nasa? No. Los inmigrantes, si se dedican a observar un poquito, se darán cuenta de que su gran sueño de triunfar en la vida se a l imitado a que los tomates y las papas que plantan crezcan para su posterior comercialización.


Los inmigrantes ni violan, ni nos quitan los puestos de trabajos ni nos hacen nada. Es cierto que como en todas las civilizaciones y países siempre hay delincuencia y esto no es algo que yo pueda negar, aunque en conclusión pienso que todos deberíamos tal vez de ponernos aunque sea por tan solo un segundo a pensar por lo que han pasado y lo que están pasando, por que recordemos que nosotros también lo fuimos y ellos no necesitaban vestir con uniformes rojos para darnos una calurosa bienvenida. Ellos nos recibían con una sonrisa en la cara y con unas ganas tremendas de conocernos y darnos una visita de la cual no quisiéramos comprar el billete de vuelta.

Gabriel Figueira Suárez

El Digital del Atlántico

08/04/2022

14 Hay muchos likes 😎