Crisol de culturas

La población canaria actual es una sociedad cambiante, heterogénea y multicultural. Esta diversidad enriquece nuestra cultura abriendo nuevos horizontes e influencias que repercuten en nuestra forma de ver la vida, de relacionarnos con el mundo y de ser. 

Los hombres y mujeres del siglo XXI miramos hacia el futuro, lleno de retos y desafíos de distinta magnitud, pero donde debe predominar valores como la convivencia pacífica, el respeto y tolerancia. Para ello es necesario reflexionar sobre el pasado, pensar las dificultades y en los aciertos de tantas generaciones anteriores, pensar en cómo era el día a día de los hombres y mujeres de los que nadie recuerda el nombre y de los que no se habla en los manuales de historia. No siempre podemos hablar de relaciones armoniosas y pacíficas, pero sí, de lo dificultoso que es identificar identidad con un territorio, un territorio que pasa a ser ocupado una y otra vez por distintos pueblos, en un mundo que no es de nadie porque es de todos.

A partir de esta reflexión los alumnos y alumnas de 2ºD de E.S.O. crean un marco de diálogo entre los diferentes pueblos de la Edad Antigua que ocuparon la Península Ibérica y la Canarias Prehispánica. Antepasados remotos y no tan remotos de lo que hoy es la población española. Sobre la mesa, los alumnos y alumnas asumen diferentes roles, asumiendo personalidades de aquellos hombres y mujeres que vivían mundos muy distintos al nuestro y que se funden en la noche de los tiempos para convertirse en quienes somos hoy.

Omar y Edgar 2º ESO A
Yamila, Claudia Fernández, Ariadna, Aimar y Néstor 2º ESO B