Entrevista a Gaius Iulius Caesar

Aprovechando la visita del ilustre Julio César al IES Feria Del Atlántico, los alumnos de Latín y Griego de Primero de Bachillerato, no podían pasar por alto esta inusual e inesperada presencia y decidieron entrevistarlo de la siguiente manera:

ALUMNOS. ¡Bienvenido, Julio César!

CÉSAR. ¡Ave, queridos pupilos!

ALUMNOS. Es un placer para nosotros poder contar con una personalidad tan grande en nuestro Centro.

CÉSAR. ¡El placer es mío, pues me he teletransportado desde la antigua Roma hasta aquí, queriendo obtener algunas nuevas ideas para poder aplicar en la Ciudad Eterna!

ALUMNOS ¿Cómo es posible que no lleve puesta su característica corona de laurel?

CÉSAR. He decidido quitármela, ya que desconocía si en el 2019, serían capaces de entender este símbolo que tanto me caracteriza. Pero no importa, como la llevo en el interior de mi toga, ahora mismo me la pongo (César se coloca su corona). ¿Mejor así?

ALUMNOS. ¡Ja Ja Ja! Ahora sí  que nos es claramente reconocible.

CÉSAR.  ¿Conocíais mi faceta de escritor, o sólo os ha llegado hasta hoy mi imagen de político y militar?

ALUMNOS. Claro que sí, sus famosos COMENTARII DE BELLO GALLICO y COMENTARII DE BELLO CIVILI.

CÉSAR.  ¡ Me sorprende gratamente que mis composiciones históricas hayan llegado hasta esta época!

ALUMNOS.  Sobre el particular, queríamos saber el por qué de que use siempre en sus obras el  “él” en lugar de “yo”. ¿Quizá quería utilizar esta vía para promocionarse?

CÉSAR.  Nada más lejos de la realidad. Yo he sido una persona muy humilde, pero la envidia de los demás, pues yo represento el ideal de “ romano perfecto”, ha hecho generar este bulo.

ALUMNOS.  Es que usted simbolizaba ese ideal anhelado por los antiguos romanos en combinación del perfecto militar, intelectual y político.

CÉSAR.  Eso dicen, pero sin lugar a dudas, es mi amor por la Historia y son mis obras historiográficas lo que más me satisface.

ALUMNOS.  ¿Y siente que ha logrado sus objetivos?

CÉSAR.  ¡Una persona ambiciosa como yo, jamás los considera cumplidos, jóvenes! Siempre hay algo más a lo que aspirar: yo he decidido fundar alguna colonia más para ampliar las lindes de nuestro GRAN Imperio.

ALUMNOS.  Nos gustaría saber qué es lo que más le ha llamado la atención de todo lo que ha visto en su viaje al futuro.

-CÉSAR. Todo lo que he visto me ha resultado tremendamente extraño. Veo que aquí no circulan por las vías carros tirados por caballos, sino unos extraños artilugios con unos objetos redondos en la parte inferior que desprenden humos y generan olores que son bien distintos a los que inundan nuestras vías en Roma.

ALUMNOS.  Ja, ja, ja. ¡ Iulius Caesar, es obvio que le quedan muchas cosas por descubrir…!

 CÉSAR. En fin, jóvenes, no puedo abandonar mis compromisos como político y he de regresar a Roma. Quizá en otra ocasión vuelva a visitarlos.

ALUMNOS. Muchas gracias por su grata presencia que tanto nos ha honrado.

CÉSAR. ¡ Ave jóvenes!

ALUMNOS ¡ Ave César!

Entonces Iulius Caesar, girándose con majestuosidad se retira dejando un halo de realeza tras sí.

Realizado por los alumnos de 1º de Bachillerato de Humanidades de la asignatura de Latín I y Griego I