La detención de las críticas_Curso 2021/2022


Llevo cuatro años en el instituto y han sido innumerables las veces que me he preguntado si hago bien en ponerme un mismo pantalón o camiseta más de una vez en la misma semana. Hay veces que no he llevado una sudadera dos días seguidos por miedo a que digan algo al respecto; por ello, el uso de uniformes en el centro educativo es algo que desde el primer día me hubiera gustado que existiera.

Creo que al igual que yo hay más personas en mi misma situación, o se han visto en ella alguna vez. Por tanto, el uso de uniformes es beneficioso para todos y todas porque favorecería la igualdad y ayudaría a evitar el bullying ya que, al vestir los alumnos y alumnas de la misma manera, se podría prevenir que algunos o algunas compañeros o compañeras realizaran críticas en relación con la vestimenta de una persona. El uso de uniforme también es una ventaja porque a la hora de realizar salidas o excursiones se pueden identificar al alumnado de un mismo centro.

Es verdad que existen niños y niñas que quizás deseen tener la libertad de ponerse lo que les apetezca, pero son solo treinta las horas que se pasan a la semana en el instituto; el resto del tiempo podrían vestir como quisieran fuera de allí. Del mismo modo, muchas familias pueden pensar que el uniforme es un gasto añadido, pero la Consejería de Educación podría proponer ayudas como las que existen de préstamos de libros y de desayunos escolares.

En conclusión, creo que se debería imponer el uso de los uniformes en los centros de enseñanza para así poder estar en igualdad de condiciones y promover la detención de las críticas.

Paloma Estévez

11 de mayo de 2022

El Digital del Atlántico

2 Hay muchos likes 😎