La figura del héroe

Si hablamos de la figura de un héroe, estaremos todos de acuerdo con las características que

se le atribuyen: persona que resalta por haber realizado grandes hazañas y servir al pueblo e impartir justicia. En la Edad Media los héroes eran fieles siervos al rey. Honor, coraje y valentía eran atributos indispensables para esta figura. Pero, ¿siguen siendo igual de valientes los héroes de la actualidad? En mi opinión, el concepto no ha cambiado mucho a lo largo de la historia, pues las funciones que desempeñan son las mismas. Tenemos a los superhéroes de los cómics y de las películas que son realmente valientes y que tienen el coraje para combatir el mal y llevar a la ciudadanía la armonía que necesita. Pero también tenemos, sin necesidad de recurrir a la imaginación, a esos héroes y heroínas de la realidad, que están a pie de cañón para ampararnos en las situaciones difíciles. Por ejemplo, la actual situación de pandemia con la COVID-19 ha obligado a los asistentes sanitarios, a los cuerpos de policías y a los de las fuerzas armadas a luchar en primera fila contra esta enfermedad que nos ha roto todos los esquemas. Sin esa valentía y sin ese coraje demostrado todo habría sido peor. Se han jugado y siguen jugándose su vida por la nuestra. Por ello, puedo afirmar que la figura del héroe no ha cambiado en absoluto a lo largo de la historia, es más se ha incrementado con personas de una gran humanidad que se han ganado un puesto en el cielo por sus buenas obras y por su compromiso con la ciudadanía. Siempre estarán presentes en nuestros corazones.

Evelyn Hernández Martín

1º Bachillerato Humanidades