Las tecnologías no son el enemigo 2021

«Las tecnologías, aíslan, distraen e incluso hechizan». Comentarios como estos los escuchamos a diario, sin querer quitarle credibilidad, aunque en parte su razón llevan. Estamos acostumbrados siempre a mirar el lado negativo en cuanto a las nuevas tecnologías y sus usos, sin parar a pensar en lo bueno que pueden llegar a ser en nuestro día a día.

Pero si nos paramos a pensar en los efectos positivos, podemos observar que estos son numerosos, por ejemplo, en los procesos educativos y me preguntarás ¿de qué forma? Fomentando la creatividad y la comunicación entre profesorado y el alumnado. En el ámbito social, las tecnologías ayudan de diversas formas como facilitar la búsqueda de información o la incorporación de las redes sociales, que han logrado mejorar la comunicación a distancia. Si miramos ventajas en cuanto a empleo, pueden ser útil para crear puestos de trabajo o incluso permiten la fabricación de piezas en grandes cantidades y en menos tiempo.

Claro que, todo tiene su parte negativa y la tecnología no iba a ser menos; es verdad que existen efectos negativos que pueden ser perjudiciales y mucho. Este tema suele recaer en la juventud, ya que estamos acostumbrados a estas innovaciones y al fin y al cabo somos los que más las utilizamos. Uno de los más escuchados es la dependencia, ya que
es un problema serio que surge un masivo mal uso de ellas.

Pero como ya he expuesto, las ventajas son importantes en la actualidad, ya que en diferentes ámbitos suponen un gran avance en nuestra sociedad. Hay que saber hacer un buen uso y así intentar reducir los efectos negativos lo más posible.

Claudia Fernández.

Digital del Atlántico.

14 de noviembre de 2021

Departamento de Lengua Castellana y Literatura

123 Hay muchos likes 😎