Migración en Canarias_Curso 2021/2022

En 2020, con la pandemia de la COVID-19 y el cierre de fronteras, la peligrosa ruta de Canarias se convirtió en uno de los grandes puntos de entrada a España para personas migrantes y refugiadas de África.

Se estima que 23.023 personas llegaron a las costas canarias procedentes de 5 Marruecos, Senegal, Malí, Costa de Marfil, Guinea y Gambia. Esta inminente invasión provocó grandes estragos en la población. En primer lugar, hubo un fallo en la apertura de los sistemas de asilos ya que no había tanto espacio para todas esas familias. Pero lo más destacable, fue la indignación de muchos insolidarios por la llegada de los inmigrantes, puesto que según su mente paleolítica e inescrutable, estos inmigrantes habrían llegado sólo para quitarnos el trabajo y el dinero. Esta mentalidad absurda y racista, trajo numerosos episodios xenófobos y violentos hasta tal punto, que la Fiscalía se vio obligada a investigar el febrero pasado, a colectivos que se habían formado con el fin de darles palizas a los inmigrantes.

Bien es sabido, que acoger a las personas desfavorecidas, genera gastos pero, ¿no son los mismos inmigrantes los qué luego aceptan oficios que ninguno de esos vagos quiere? ¿Estaríamos alcanzando tal grado de inhumanidad que valoraríamos primero nuestro bolsillo antes de ayudar a nuestros iguales?

En resumen, el Gobierno Canario debería tomar serias represalias contra estos individuos que lejos de ayudar, lo único que logran es convertirse en seres despreciables. Y además, deberíamos echar un vistazo a la educación que estamos dando a las nuevas generaciones, con el objetivo de que ninguno de los inmigrantes tenga que pasar por el infierno de no sólo salir de nuestros 25 huyendo en pateras de la horrible guerra, sino también aguantar cualquier tipo de discriminación.

Irene del Pilar Pérez Medina

El Digital del Atlántico

08/04/2022

11 Hay muchos likes 😎