No todos están dentro del mismo saco_Curso 2022/2023

La mayoría de los adultos piensa que los/las influencers son niños o niñas (aunque la mayoría tenga mas de 20 años) a los que se les ha dado todo en la palma de su mano y cuando hablan sueltan joyitas como “el agua deshidrata más de lo que hidrata” o “me he cambiado al sexo femenino porque todo es mas fácil”, aun sin ni siquiera sentirse así como, por ejemplo, las mujeres transexuales. Realmente es una tristeza, ya que no todos ni todas son una mierda; todavía hay influencers que valen la pena y, además, que mantienen un contenido de calidad, guardando una verdadera intención comunicativa y siendo buenas personas a pesar de su de fama.

Los y las adolescentes le dan visualización a quien no se lo merece en vez de a personas que quieren ver una mejora en el mundo como, por ejemplo, Sol Carlos, una influencers argentina que, con sus publicaciones, promueve el “body possitive”, un hashtag que apareció mas o menos por 2019, que promueve el amor propio. Otro claro ejemplo sería Mercé o mejor conocida como “la chica Bona”, una mujer con dos niños pequeños comenta en sus vídeos sus anécdotas vividas y habla sobre la maternidad sin pintarla de color de rosa. Por incluir otros más, también esta “Farmacéutico Fernández”, que como su nombre de usuario indica, es farmacéutico y en sus videos se dedica a contestar preguntas sobre medicinas, enfermedades o a ayudar a prevenir las ETS, todo esto con un pequeño toque de
humor para atraer al publico más joven.

Es cierto que también hay influencers que se dedican al humor, satirizando a la sociedad actual o realizando comentarios sobre temas que se volvieron controvertidos por alguna estupidez como la “polémica” de la supuesta nueva pareja de del jugador francés Mbappé: una modelo transexual. Esta pareja, evidentemente, no tiene nada de malo, pero la gente está muy sorprendida y no termina de creérselo, como si hubieran anunciado una fecha sobre el fin del mundo.

En conclusión, hay muchas personas verdaderamente buenas dentro del mundillo de los influencers, solo que los y las jóvenes deciden darle fama a quien menos se lo merece. Es por eso que siempre digo “no todos están dentro del mismo saco”; obviamente, hay gente mala que no vale ni una peseta, al igual que existe gente buena que desea aportar algo positivo a la sociedad. Somos nosotros y nosotras quienes elegimos a cuál darle más visualización, ¿por
quién te decides?

C. Adriana Lorenzo Berriel

El Digital del Atlántico

11/11/2022

4 Hay muchos likes 😎