Videojuegos

¿Los videojuegos son perjudiciales o no?

         Desde las primeras franquicias de los videojuegos ha habido muchos juegos conflictivos y adictivos para los niños. Debería haber una política contra los videojuegos, o, al menos, que los padres de los niños controlen las edades de los juegos que compran a sus hijos. No deberían permitir que ellos accedieran a los que estuvieran prescritos para unas edades superiores a las que ellos tienen.

         Los padres deberían preocuparse ante la cantidad de horas que los adolescentes permanecen expuestos ante estos juegos, algunos de los cuales fomentan seriamente actitudes y conductas contraproducentes.

         El día en que yo sea padre me preocuparía el hecho de que mis hijos estén expuestos a ciertos contenidos explícitos que pueden llevar a comportamientos inadecuados. Además, tampoco pasaría por alto el criterio de especialistas como psicólogos y terapeutas que han determinado la edad recomendada para los mismos, ejerciendo profesionalidad específica para ellos.

Maikel Elías (1º Bachillerato)